Extremadura

By: productonacional | 18 Feb 2019

Extremadura cuenta con una gastronomía sencilla en su elaboración, pero apuntalada con la magnífica calidad de sus materias primas: cerdo ibérico criado en la dehesa, quesos, tortas cordero, pimentón de La Vera, miel, buen vino, aceites de oliva….

De carácter rural, su cocina tradicional tiene en la dehesa a su principal protagonista. La estrella de los ibéricos sin duda es el Jamón Ibérico de Bellota, pero también el salchichón ibérico, el chorizo ibérico, el lomo ibérico…y otros embutidos como la morcilla de calabaza o la morcilla patatera. Extremadura es tierra también de caza, y sus productos derivados gozan de buena aceptación dentro y fuera de sus fronteras (chorizo de jabalí, salchichón de jabalí, embutidos del corzo o del muflón, el chorizo de ciervo, el salchichón de ciervo…).

El Pimentón de la Vera es utilizado en todo el mundo y es una referencia en cuanto a pimentón, con una calidad y un aroma característico. En el apartado de quesos, la cremosidad de la torta del Casar y del queso de La Serena es muy conocida y apreciada, pero hay otros tipos muy valorados, como el queso Ibores, también con D.O.P.

Entre los productos típicos extremeños destacan sus vinos, siendo una de las primeras regiones productoras de España. Su vino tinto, blanco, rosado, e incluso cavas, se producen especialmente en la provincia de Badajoz, siendo caldos típicos los de los pagos, los de la tierra, o los de pitarra.

En materia de postres, dulces y repostería, son especialmente emblemáticas sus perrunillas, sus magdalenas, las flores fritas, la candelilla, los pestiños, bollos de aguardiente, bollos de aceite, bollos dormidos o aleluyas, los turrones de Castuera, cañas, canutillos, sapillos o repápalos, retorcios o lazos, tocinillos de cielo, bodigos de Tamurejo, mantecados, rosquillas-coquillos, roscas de alfajor, dulces de membrillo, gachas o puchas, almendrillos, arropes, leches fritas, torrijas, buñuelos, etc…