Cataluña

By: productonacional | 25 Feb 2019

Mediterránea por excelencia, Cataluña ha experimentado a lo largo de los siglos diversas influencias culinarias, convirtiéndose en nuestros días en referencia de los mejores chefs y gourmets de todo el mundo. La gastronomía de Cataluña incluye una gran variedad de productos del mar, de la montaña y de la huerta.

De su tierra brota el espectacular arroz del delta del Ebro, legumbres deliciosas (lentejas beluga, alubias de Santa Pau, garbanzos del ganxet…), verduras como los calçots, tomates, calabacines, berenjenas y pimientos (ingredientes básicos de la escalivada y de la samfaina), y setas como los rovellones (níscalos), boletus, fredolics o lentinus. Especialmente afamado es el aceite de Lérida, los vinos catalanes del Penedés (donde se produce en famoso cava, con derivadas como el comercial cava rosado), salsas de acompañamiento como el romesco y el ali-oli (elaboradas con almendras y ñora, y ajo y aceite, respectivamente) y diferentes tipos de cremas.

Los embutidos, provenientes del cerdo, son cruciales en las mesas catalanes: los más célebres son el fuet y el salchichón de Vic, sin olvidarnos de exquisiteces como la butifarra en cualquiera de sus versiones, o la longaniza.

Platos típicos de Cataluña son la escudella, la exqueixada, los canelones de carne, los buñuelos de bacalao, el célebre pan amb tomaquet, las cocas, los fideos a la cazuela, las albóndigas de carne con sepia, el conejo con caracoles, el pato con peras, el conejo o cordero a la brasa, el fricandó de ternera, los guisos marineros, el suquet de peix, la dorada o lubina a la sal, las anguilas…

Finalizamos con su repostería, con los buñuelos, los panellets, el menjar blanc, las neulas o barquillos, las melindres y la crema catalana como distinguidos representantes.