Baleares

By: productonacional | 1 Mar 2019

Hermanada con la catalana y la valenciana, la cocina de Baleares tiene características auténticamente mediterráneas. La gastronomía es parte intrínseca de la cultura de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, donde se aglutinan una gran diversidad de productos exquisitos de indudable calidad: ensaimada, aceite, sobrasada, licor de hierbas, langosta, pescado, embutidos, queso, vino, sal marina…

Dos productos son especialmente internacionales, la sobrasada ibérica y la ensaimada. Junto con otros embutidos como el camaiot, la longaniza, el butifarrón, o la carn y xua de Menorca, la sobrasada se convierte en las Islas Baleares en un producto típico muy demandado; se elabora a partir de carnes seleccionadas del cerdo, condimentadas con sal, pimentón y pimienta negra, para más tarde embutirlas en tripa y maduradas lentamente. Comprar sobrasada on line es fácil a través de nuestra web.

Por su parte, la ensaimada es un alimento de masa azucarada, fermentada y horneada, elaborada con harina de fuerza, agua, azúcar, huevos, masa madre y manteca de cerdo. Es un producto de repostería de gran tradición en Mallorca, consumida con múltiples rellenos: ensaimada de sobrasada, ensaimada de cabello de ángel, ensaimada de chocolate

En Menorca, quizás sea el queso de Mahón su producto más celebre y popular. Con denominación de origen, es un queso hecho con leche de vaca y de pasta prensada no cocida, con forma paralelepipédica y con las aristas redondeadas. Cuenta con un Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida y se elabora exclusivamente en la isla de Menorca. Pero en la isla más oriental de Baleares, encontramos otras exquisiteces como su aceite de oliva, el vino blanco menorquín, el licor de herbes dolces, o dulces almendrados como los sorprendentes carquiñols.

Ibiza y Formentera completan la variada oferta gastronómica de las Baleares, con clara imbricación al modo de vida tradicional y marcada fuertemente por el vínculo con el mar y la agricultura de secano. Con una oferta excelsa en pescado y marisco (donde destacan los guisos de pescado como la espectacular caldereta de langosta), ambas islas cuentan con numerosos platos típicos: el frito de pulpo, los calamares en su tinta, el guisado de pescado con patatas, la ensalada payesa… y dulces como el pastel de queso fresco con yerbabuena o la “greixonera”, un pudin de ensaimada.